Congelados...

CD EL ÁLAMO 0 - CD FORTUNA 2

Informa: José Gallego (El Álamo, Madrid) elgoldemadriz.com

El fútbol es un deporte de errores. Sin ellos, sería muy complicado ver goles. Y en muchas ocasiones, son esos errores los que acaban decantando los partidos de un lado o de otro. Eso es lo que ocurrió en el duelo entre El Álamo y el Fortuna. Un partido marcado por el frío y por el viento y en el que el balón apenas estuvo por el suelo. Desde luego, atractivo no fue. Y se acabó decidiendo, como no podía ser de otra manera, por un error. Lo tuvo el equipo local y eso le costó la derrota. Todas las buenas sensaciones de la victoria de la semana pasada ante el Villaverde se fueron por el desagüe.

El error en cuestión llegó en el inicio de la segunda parte. Una falta de entendimiento entre Juan Carlos y el meta Roberto hizo que un balón sin aparente peligro llegase a los pies de Ismael, que lo tuvo fácil para hacer el 0-1. Antes de eso, el balón apenas había rondado las áreas, aunque es cierto que las mejores ocasiones habían sido de los locales, aunque sin inquietar demasiado al Fortuna.

Al filo del descanso llegó también una jugada que acabó siendo fundamental. Serrano, que había visto una primera amarilla de lo más tonto, vio la segunda en un balón dividido con Pablo. Una acción muy discutible que dejó a los locales con uno menos. Y lo notaron. También notaron que, poco antes del error del 0-1, su técnico decidió quitar a Rubén y Nano, dos jugadores ofensivos y que podían haber dado alguna alternativa más al equipo.

Una vez por debajo en el marcador, a El Álamo le costó tener claridad arriba y llegó más por empuje y fe que por verdadero juego. Aun así, tuvo el empate en un remate de Quique al segundo palo que Garvia despejó en una espectacular palomita. No fue gol, pero los locales insistieron. Tanto, que al final lo pagaron con el 0-2, en un balón largo ya en la prolongación, en el que Montoro -un dolor de cabeza desde que salió- le ganó la partida a Roberto y le batió tras regatearle.

ACTA DEL PARTIDO