Expediente X

DAV Santa Ana 2 - CD El Álamo 1 (Barri)

 

El Santa Ana logró la tercera victoria consecutiva al imponerse al CD El Álamo por 2-1 y ya suma 37 unidades. Los goles de Álvaro Sánchez y Aitor Lorá tumbaron a un conjunto alameño en inferioridad numérica desde la media hora de partido por doble amarilla a Abraham. De nada sirvió el postrero tanto de Barri, su séptimo este curso.

 

A El Álamo se le continúa atragantando el mes de febrero tras firmar un inmaculado enero con pleno de triunfos. Para la visita a Fuencarral, Emilio López tenía las importantes bajas del capitán Rubén y de Flores. El juego aéreo de este último, que está yendo de menos a más durante el transcurso de la temporada, le habría sido útil para los visitantes en un encuentro en el que el césped, algo irregular, no permitía demasiadas florituras.

Aunque, eso sí, se podría decir que una de ellas le dio la ventaja a los de Jesús Lucas en el marcador. Porque el movimiento de Christian por línea de fondo fue magnífico y el remate raso, colocado y lleno de intención de Álvaro no era sencillo. El ex amarillo Sebas no pudo evitar el 1-0 del central con vena goleadora (cuarto máximo artillero del Santa Ana con cuatro dianas).

 

Hasta entonces, había ocurrido poco reseñable sobre el verde.

Los locales, con varias modificaciones en el once respecto a la meritoria victoria en Navalcarnero, no acababan de encontrar su sitio sobre el terreno de juego. Por su parte, el cuadro alameño solo daba señales de peligro cuando Gonzalo Zamorano entraba en contacto con el esférico. Así llegó el primer disparo a portería de la contienda, cuando el electrónico aún registraba el empate inicial. Entonces, Antonio Matas recibió del ’19’, pero el derechazo salió algo mordido y a las manos de Riva.

 

Justo en la acción posterior al 1-0, Christian recuperó en la medular, avanzó unos metros y fue derribado por Abraham Contreras. Falta y amarilla, la primera para el central. La segunda llegó diez minutos más tarde en un lance con Aitor Lorá. Parecía que el punta ecuatoguineano se marchaba cuando el ’14’ lo tiró al suelo. Eso interpretó Irene Lumbreras Rodríguez, asistente número uno de Pulido Valero, que levantó la bandera. Al señalar la infracción, al colegiado jiennense no le quedó más remedio que amonestar por segunda vez a Abraham, que dejó a su equipo con diez. Teniendo ya una amarilla, el zaguero de El Álamo fue imprudente, se la jugó y le salió mal.

 

A raíz de esa jugada, el encuentro entró en un tramo de mucha fricción y protesta, tanto de los futbolistas, banquillo y grada. Los jugadores visitantes se sentían perjudicados y expresaban su disconformidad con el árbitro en cada acción. Mientras unos se quejaban, Fer realizó un control exquisito, dejó atrás a Dani y obligó a Riva a sacar el pie para negarle el empate. Entre el ’22’, que se retiró lesionado en el descanso hace siete días, y Zamorano llevaron todo el peligro. De hecho, Fer, ya cerca del descanso, condujo un contragolpe por el carril central que resultó infructuoso al quedarse el pase hacia Gonzalo Zamorano algo corto, también por culpa de la hierba.

 

Elmer estaba ausente y Emilio López aprovechó el descanso para cambiarlo y dar entrada a Barri, que se ubicó en el centro del campo, junto a Crespo (el más retrasado) y Matas. Luismi Corrales, desde la expulsión de Abraham, formó en el eje de la defensa al lado de Adrián. Barriga fue uno más de los futbolistas alameños que trataron de crear desequilibrio por el sector izquierdo del ataque, porque Lucas estaba amonestado y en el primer periodo ya había sufrido con Zamorano. Por ese costado nacieron las oportunidades más claras de los del Facundo Rivas, principalmente una de Zamorano que se perdió ligeramente fuera a los once minutos de la reanudación.

 

No obstante, ningún disparo visitante se produjo en el interior del área, ya que Del Val, por ejemplo, lo probó desde muy lejos, y el libre directo de Amadi fue muy defectuoso. El Santa Ana volvió a estar a un gran nivel en defensa, aunque creó poco en términos ofensivos. Antes del 2-0, apenas hubo dos contragolpes de Molina, ambos mal resueltos. En el segundo de ellos, con todo para marcar o para regalar la diana a Aitor Lorá, remató con la zurda a las nubes.

 

Las entradas de Goya y Juanpe le dieron mayor posesión de la pelota a los santaneros, con el objetivo de castigar físicamente aún más a los de verde. Precisamente, fue una acción de Goya, tras recibir de Roibu, la que originó el 2-0 de Aitor Lorá en el área pequeña y después de una serie de rechaces. Parecía el tanto de la sentencia, pero restaban diez minutos más el tiempo añadido y el Santa Ana cayó en la relajación. Primero, cometió una falta frontal cercana al área que estrelló Facu Ferratti en la barrera. Y, al borde del noventa, permitió dos remates en la zona de castigo. Riva logró despejar el tiro cruzado de Kiko, pero no ofreció respuesta al de Barri, bien situado para recoger el rechace y recortar la diferencia.

 

Seguramente, el CD El Álamo tenía más tiempo (tres minutos) que fuerzas para ir a por el 2-2. Y tuvo una última opción en un libre botado desde campo propio, pero Gonzalo Zamorano, sin oposición, envió el cuero muy alto y finalizó la contienda con un nuevo triunfo amarillo en el Martín Temiño, el segundo de manera consecutiva tras el conseguido quince días atrás frente al San Fernando.

 

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA en este ENLACE

ACTA DEL PARTIDO

 

 

Please reload

Buscador
® 2020 CD El Álamo
Club Deportivo El Álamo

C/ Rio Tormes 105 

CP 28607

El Álamo (Madrid)

Archivo noticias
Please reload